Mito 2: Está bien reventarte los granos

 

Reventar un grano nunca es una buena idea. Exprimir una imperfección puede hacer que todas las bacterias P. acnes penetren profundamente en el poro o, propagarlo a otros poros y provocar más brotes.

Si con eso no logramos convencer de no exprimirlos piensa en esto, cuando estallas una espinilla, aumentas la posibilidad de dañar la piel con una cicatriz o hiperpigmentación post inflamatoria.

¡Tú puedes! espera y deja que el grano siga su curso aunque se vea feo, y mientras esperas que desaparezca puedes hacer esto:

  • Aplica un cubito de hielo (envuelto en un paño limpio) sobre el grano para reducir la inflamación.
  • Aplica un tratamiento local con medicamentos que contenga peróxido de benzoilo (que ayuda a matar las bacterias). Face.it es una excelente opción.
  • Un poco de corrector también puede ayudar a cubrir el acné, ¡eso también se aplica a los chicos! Solo asegúrate que no sea comedogénico para que no obstruyas más los poros.

 

Información relacionada:

Mito 1: Solo los adolescentes tienen acné

Mito 3: El sol quita el acné

Mito 4: Las espinillas aparecen de la noche a la mañana

Mito 5: El acné es curable

Mito 6: el tratamiento puntual de las espinillas es la mejor manera de eliminar el acné

Mito 7: los poros pueden abrirse y cerrarse

Mito 8: la piel sucia causa acné

Mito 9: todos los exfoliantes son iguales

Mito 10: las papas y el chocolate provocan el acné

 

tratamiento-para-el-acne