Mito 6: el tratamiento puntual de las espinillas es la mejor manera de eliminar el acné

 

El acné es la condición subyacente que crea diferentes tipos de brotes.

Las espinillas (como las pápulas y las pústulas) son la última etapa del proceso del acné, por lo que tratar una espinilla a la vez no es la ruta más eficaz a seguir y no ayudará a prevenir la formación de nuevos brotes. 

Como todos los buenos hábitos de higiene, recomendamos adoptar un enfoque preventivo al tratar todo el rostro dos veces al día, todos los días, para prevenir los brotes. De esta manera, estás abordando los granos que no puedes ver, así como los que puede. 

Si bien es genial tratar una espinilla visible con un tratamiento localizado, solo debes saber que eso no evitará futuros brotes.

 

Información relacionada:

Mito 1: Solo los adolescentes tienen acné

Mito 2: Está bien reventarte los granos

Mito 3: El sol quita el acné

Mito 4: Las espinillas aparecen de la noche a la mañana

Mito 5: El acné es curable

Mito 7: los poros pueden abrirse y cerrarse

Mito 8: la piel sucia causa acné

Mito 9: todos los exfoliantes son iguales

Mito 10: las papas y el chocolate provocan el acné

 

 

tratamiento-para-el-acne